Otros Lugares
Jesús y Mª Carmen - Filtirés
17798
post-template-default,single,single-post,postid-17798,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,columns-3,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Jesús y Mª Carmen

Un camino juntos

 

Tras sus primeros pasos en Corte de Peleas, Jesús comenzó a jugar con el Extremadura UD. Posteriormente, un viaje a Valencia quedó grabado en su memoria para siempre: su padre le acompañó en un Renault 21 que, a las puertas de la ciudad, salió ardiendo. Este contratiempo obligó a ambos a permanecer un par de días más en la ciudad del Turia, y a la vuelta, la familia tuvo que hipotecarse para poder comprar un coche nuevo. El esfuerzo y sacrificio de los suyos empezaba a aumentar. Pero nada podía ya detener el fuego en la mirada del niño.

 

Todos los uruguayos nacemos gritando gol y por eso hay tanto ruido en las maternidades, hay un estrépito tremendo. Yo quise ser jugador de fútbol como todos los niños uruguayos. Jugaba de ocho y me fue muy mal porque siempre fui un pata dura terrible.

Fuente: extracto del libro “Fútbol a Sol y Sombra”. Eduardo Galeano. Editorial Siglo XXI (2010)

Chesku Jimenez Andrade-Saquete
chesku.jimenez@gmail.com
No hay comentarios

Publica un comentario