Otros Lugares
Filtirés | El Corazón
1902
post-template-default,single,single-post,postid-1902,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,columns-3,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

El Corazón

En el principio del tiempo se subastaron los sentimientos. El evento tocaba ya a su fin y todo el mundo había adquirido el suyo: el rencor fue para un hombre con la autoestima por los suelos; el odio para el más débil de la sala; compró la vanidad una persona solitaria; la pereza se la llevo un pesimista, casi sin querer.

La puja más reñida fue por el egoísmo, que se llevó un hombre agresivo, haciendo, por cierto, mucho daño a su alrededor… La mentira fue para alguien que cambió sus datos al entrar. Obviamente fue expulsado tras pagar la cuenta.

Solo quedaba a esas horas un sentimiento por vender. La apuesta comenzó tímida. Todos hacían números que no salían, bien parecidos en sus trajes y vestidos de noche. Dudaban, se atusaban el pelo inquietos, discutían formas de pago y pactos que no iban a ningún sitio. Nadie se decidía, hasta que una manita levantó su cartelón con la cifra más alta.

Insuperable: la libertad fue para ella.
A la salida, la prensa se agolpaba alrededor de una niña de cinco años: – ¿Cómo lo conseguiste?

– Fácil – explicó ella – Pregunté a mi corazón, que no entiende de dinero, ni de matemáticas. Tampoco sabe de galas o de gomina. Y mucho menos de miedo.

Chesku Jimenez Andrade-Saquete
chesku.jimenez@gmail.com
2 Comentarios
  • Isabel Dávila Sánchez
    Posted at 10:33h, 18 junio Responder

    ¡Qué grandes!
    Orgullosa de poder tener El Corazón en mi cuarto, llenando de libertad las esquinas de mi sonrisa.

    ¡Felicidades!

    • AlvaroIndias
      Posted at 10:46h, 28 junio Responder

      Orgullosos nosotros de que esté un Corazón nuestro contigo!! <3

Publica un comentario