Otros Lugares
VIAJE - Filtirés
17609
post-template-default,single,single-post,postid-17609,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-1.0.6,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,columns-3,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

VIAJE

Cambio de ubicación. Estar en el mundo, conocer y conocerse, desaprender a cada paso.  En su tiempo verbal, la mejor medicina para curar la ignorancia. Cambiar de piel. Beber de un río. Perseguir al sol. Cerrar los ojos para diluir el tiempo y caminar por sus rendijas dejando huella en la antigua Roma, profanando templos que profesan religiones antiguas, corriendo entre los carruajes a la entrada de un corral de comedias o adivinando la magia tras la esquina de una calle concurrida. Todo ello, todos los viajes suceden en la escena.

 

A través de las artes escénicas viajamos en el tiempo y los espacios en donde se sucede la escena. En nuestra región tenemos la oportunidad de hacerlo cada año, por un lado posando nuestra mirada en el teatro clásico representado en la época romana, y por el otro en la enorme variedad de programación teatral actual.

Demos un paseo… 

 

Junto con el de Mérida, el Festival de Teatro de Alcántara contribuye cada verano al enriquecimiento cultural de la región. En agosto de 2018, este evento ha celebrado su 34 edición.

 

En 2018 el mundo del teatro extremeño despedía a uno de sus profesionales más ilustres y cuya labor en este festival en concreto fue encomiable: Fulgen Valares. La periodista cultural Olga Ayuso le dedica unas palabras a continuación:

“Le recordamos como actor, como dramaturgo, como el hacedor de las actividades complementarias del Festival de Teatro Clásico de Alcántara, como el chaval que luego creció y que decidió escribir porque un día vio una obra y luego otra y quiso construir historias. Historias de sala e historias de calle, como la del dragón de san Jorge.

Hizo teatro, mucho teatro. Y escribió mucho: siete libros publicados e innumerables obras, lecturas dramatizadas, palabras, palabras y más palabras.

Se nos fue con 46 años, muy pronto y en plena efervescencia creadora. También sin el reconocimiento que merecía. Iba para carpintero y ganamos un hombre de teatro”.

Olga Ayuso. Periodista cultural. Canal Extremadura. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cartel anunciador de la Gala de apertura del Festival Escénicas, que se celebra cada verano en Guareña bajo la dirección de Eva Romero.

 

En 2018, este evento fue dedicado íntegramente a la figura de Fulgen Valares, compañero de estudios de Eva Romero. La historia de este festival es la historia de un esfuerzo titánico sustentado en su directora y las alumnas y alumnos de la Escuela Municipal de Teatro. Los pocos medios con los que cuenta, unidos a la desbordante pasión con que es organizado por Eva Romero, sirven para traer a la localidad de Guareña teatro de calidad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“El Teatro es esencial, vital, crucial en la vida de quienes se atreven y se sumergen en sus océanos de coral. Cuando el parlamento es un teatro, el teatro ha de convertirse en parlamento. El Teatro es un altavoz para denunciar la injusticia. Es una herramienta de construcción masiva para denunciar la rabia que nos arde. Cuando nos quitan la voz, el Teatro te da la palabra. Cuando la justicia nos cierra la puerta, el teatro nos abre las ventanas para que no se queden con toda la luz.

Para que la última palabra no sea la de ellos.

Cuando la sociedad te dice que tú no, que así no, que a él o a ella no, el Teatro te abre los brazos y te dice que tú sí, que no hay nada malo en ti, que vivas y que dejes vivir, que ames y que dejes amar.

Y además te da la oportunidad susurrarlo en el oído de miles de personas que te sienten en el patio de butacas. Cuando lo de fuera te aniquila, el teatro te reconstruye. Cuando el patriarcado te aplasta, el Teatro te da enraiza y te muestra todas las dimensiones de la fuerza y de la belleza que hay dentro de ti. Cuando la enfermedad corre detrás de ti, el Teatro te insufla los antídotos que reforzarán tu sistema inmunitario y te harán invencible.

Cuando el mundo se vaya, el Teatro te llevará en brazos. El Teatro cura las heridas. Lo juro, lo he visto. El Teatro te reconstruye, te recuerda quién eres y qué era lo que soñabas ser. Y te allana el camino para ir hacia ello. El Teatro es el amor y la esperanza.

La certeza de que `una bomba hace más ruido que una caricia, pero por cada bomba que destruye hay millones de caricias que alimentan a la vida´.

El Teatro es esa caricia, es la Dignidad. El Teatro es lo que nos salva”.

 

Eva Romero. Actriz y directora teatral. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Chesku Jimenez Andrade-Saquete
chesku.jimenez@gmail.com
No Comments

Post A Comment