Otros Lugares
Filtirés | El Biotorrinco
26
post-template-default,single,single-post,postid-26,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,columns-3,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

El Biotorrinco

Nada más nacer convocaron a la familia, tal y como la tradición ordenaba en esa especie, para planificar los dos años de vida del nuevo inquilino. Éste, sorprendido por la tremenda noticia del poco tiempo que tenía, logró extraer de su joven cerebro una lista de deseos para su corta existencia:

1- Jugaré todo lo que pueda. Con mi familia, con mis amigos y amigas o incluso en solitario.

2- Dentro de cuatro meses, decidiré si quiero o no quiero tener hijos o hijas. Es una decisión tan difícil como personal y no dejaré que nadie me imponga una u otra opción.

3- No pararé quieto ni un segundo. Escribiré con mis dos patitas cada idea que surja de mi cabeza.

4- Intentaré hacer realidad esas ideas y no lloraré demasiado si no tienen éxito.

5- Ayudaré a otros de mi especie a llevar a cabo las suyas. En grupo todo funciona más rápido.

6- Disfrutaré de todo lo que sea catalogado como “placentero”, véase comida, bebida, hierbas de la selva, un baño en el lago, ganar una cima o explorar una cueva.

7- A pesar de mis dos únicas patas, viajaré todo lo que pueda, lo más lejos que pueda y al lugar más desconocido y diferente posible.

8- No haré daño a nadie (aunque lo merezca).

Chesku Jimenez Andrade-Saquete
chesku.jimenez@gmail.com
No hay comentarios

Publica un comentario