Otros Lugares
Filtirés | Cascón y Pepa
40
post-template-default,single,single-post,postid-40,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,columns-3,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Cascón y Pepa

 

-P: Cascón, amor mío, ¿recuerdas cuando me pediste que saliera contigo? Estabas muy guapo y gracioso. Te arrodillaste al borde de un muelle y cuando te dije “sí”, caíste al agua. Reímos sin parar. Fuimos a tomar un helado, al cine… En fin, aquellas cosas tan normales para los jóvenes de ahora. Tras aquella primera cita, llegaron todas las demás. Vestidas de azul. Pintadas. ¡Qué tiempos mi amor! (67)
– C: Lo recuerdo perfectamente. ¿Sabes? Me encantan los hoyuelos que nacen de tu sonrisa. Fue el primer detalle que me atrapó de ti… También te salían cuando te comías aquellos helados. Y en el parque. Y en cualquier parte. Cuando había alguna sombra posada en una esquina, a tu paso se iluminaba. Desterrabas todas las preocupaciones. Eras maravillosa. (57)
– P: Qué curioso esto del tiempo, querido… Todo se va transformando día a día. Sin embargo, cuando echamos la vista atrás, ¡resulta que no hemos cambiado nada! ¿Verdad mi vida? Ojalá pudiéramos descifrar qué es esto que se encuentra entre los dos ahora mismo. Quizá conociéndolo podríamos eliminarlo… (47)
– C: No se muy bien a qué te refieres, Pepa. Estamos bien, estamos sanos… Tenemos una casa hermosa que nos cobija y un plato en la mesa cada día. ¿Por qué no disfrutamos de lo que nos queda? (37)
– P: Me refiero a… no sé. No me hagas caso. Es solo que no entiendo algunas cosas… La cabeza, que se me va… Cariño, ¿me sigues viendo igual? (27)
– C: Tus arrugas tienen memoria, tus labios son aún rojos, pero tu voz se ha tornado triste, lejana… (17)
– P y C: Siempre te quise. Y siempre te querré. (7)
– … (0)
Chesku Jimenez Andrade-Saquete
chesku.jimenez@gmail.com
No hay comentarios

Publica un comentario